Hecho a mano, estas alpargatas tradicionales de Formentera merecen la pena

Revista Vogue Mayo/18/18

En la isla española de Formentera, donde el cielo es azul y el mar brilla, encontrarás a María Morcillo haciendo alhajas tradicionales, llamadas espardenyes. Ella podría estar ocupada, pero no tiene prisa, todo lo contrario. Estrivancus, su compañía de tres años, produce “moda sostenible, hecha despacio y con amor”.

Los zapatos Estrivancus no tienen cuñas y no están hechos con lona, ​​solo fibras naturales y caucho; las partes superiores son de una delicadeza de cobwebby. “Este calzado es muy antiguo y pertenece a la cultura de Ibiza y Formentera”, escribe Morcillo de la isla. Usados ​​por los granjeros para el trabajo, los zapatos no fueron diseñados originalmente para la ropa de calle, y hoy en día se los considera parte del atuendo regional. “Cuando era pequeña, recuerdo que todas las mujeres mayores las usaban”, dice Morcillo. “Vestían los trajes típicos, con faldas hasta los pies, donde apareció este hermoso zapato”. Su popularidad disminuyó con la llegada del calzado prefabricado en el mercado, una tendencia que esta artesana está tratando de revertir una puntada a la vez. Craft, ella cree, es “el nuevo concepto de lujo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Video Lightbox Plugin
X